Santorini, el paraíso griego

A medio camino entre Atenas y Creta se encuentra Santorini, la isla griega por excelencia: es Grecia como la imaginamos y soñamos, la Grecia de postal, la joya turística del país.

Las playas de Santorini no son las que uno asociaría comúnmente con los países del Mediterráneo, pero es por eso que tienen un encanto particular. Volcánicas, con rocas rojas o arena negras y formaciones que uno puede escalar, sus playas ofrecen escenarios únicos que vale la pena visitar.

Santorini ofrece algunas de las mejores playas del mar Egeo. La mayoría de las playas de Santorini tienen la famosa arena negra volcánica y las profundas aguas azules que cualquier visitante de la isla recuerda. Algunas playas tienen arena roja o blanca con guijarros.